English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

CRÍTICA Misión imposible 5 y Operación UNCLE: cine de espías en el verano'15

En Quiero Cine, nos encantan películas de espías. Atentos:
Misión Imposible. Nación secreta nos adentra en otra misión del curioso equipo, el cual esta vez tiene que enfrentarse a una organización secreta llamada: el Sindicato, una agencia en la sombra y que en un principio operaba a las órdenes encubiertas del director de la agencia secreta británica ya que empezó como un proyecto nunca autorizado legalmente y fue fraguándose y tomando forma con agentes especiales renegados muy peligrosos.

El FMI (no se trata del fondo monetario internacional sino el nombre que recibe el equipo de misión imposible) es disuelto por la CIA y tienen que apañárselas para combatir al sindicato (el alter ego del FMI) cuyos planes pasan por eliminar a primeros ministros o traficar con armas nucleares. Son letales y van a por ellos con todo su arsenal, según indica el propio Ethan Hunt (Tom Cruise).

Tom Cruise en Misión imposible: nación secreta


Por su parte, la agente británica infiltrada en el sindicato Ilsa Faust (Rebecca Ferguson) salva el pellejo a Ethan en más de una ocasión y forman piña para enfrentarse al Sindicato una vez que la agente comprueba que no es valorada ni respaldada por sus superiores del servicio secreto británico.
Las escenas de acción como por ejemplo la persecución de coches por Marruecos o la de la ópera de Viena son muy disfrutables puesto que se entremezclan la primera con el humor y química entre Ethan y Benji (Simon Pegg) y la segunda con el glamour de las escenas del espectáculo y todo lo que se cuece entre bastidores, llegando a dejar sin aliento al espectador. La escena del depósito de agua impresionante también. 

Mención especial a quien quiera que dibujara los retratos robot por haber insuflado de personalidad, con apenas unos trazos, a los rostros buscados por nuestro equipo de espías.

Rebecca Ferguson en Misión Imposible. Nación secreta


A diferencia de otras películas de la misma saga, Misión Imposible. Nación secreta, no es tan enrevesada como las otras, trabaja los detalles, se aleja de tópicos impregnándose de originalidad, recalca el trabajo en equipo y la amistad haciendo que estos valores formen parte de sus misiones por imposibles que parezcan, aunque no faltan traiciones, engaños, máscaras, etc, pero sin duda se nota el toque personal del director Christopher McQuarrie, cosa que el productor Tom Cruise acepta encantado mientras los espectadores sigamos deseando ver los líos en los que se meten los agentes y estemos hechizados por la música del tema principal aún después de tanto tiempo. Hay que decir que no se hace larga. Imposible sí, pero muy entretenida y quedan ganas de más.

Nota: 8’5

Operación U.N.C.L.E Berlín este 1963. La película comienza con la presentación del agente especial Napoleón Solo (Henry Cavill) el cual es reclutado por la CIA. La agencia le libra de la cárcel por robo, venta de artículos robados y un largo etcétera y él tiene que cumplir órdenes, entre otras cosas tiene que dar con Gaby Teller (Alicia Vikander) y convencerla para colaborar con ellos en su próxima misión, ella a cambio conseguiría escapar al otro lado del telón de acero. Para empezar deben buscar al padre perdido de Gaby por estar colaborando como científico en la elaboración una bomba atómica. La organización criminal que prepara tal bomba está liderada por la cruel cerebro de la operación: Victoria Vinceguerra (Elisabeth Debicki). 

Henry Cavill en Operación U.N.C.L.E.


La KGB también tiene el mismo objetivo: frenar a la organización criminal e impedir que la bomba acabe en manos de los nazis, por lo que las dos agencias se ven obligadas a colaborar, ésta última con su agente especial Illya Kuryakin (Armie Hammer) un agente de oscuro pasado con síndromes psicóticos incapaz de controlar su ira a la mínima que se le llevan la contraria.

Tanto Solo como Gaby o Illya, tienen nada o mucho que perder, según se mire. Se  trata más bien de unos supervivientes de la difícil época que les ha tocado vivir. El elenco y la misión se completa con una alta dosis de acción, humor y aventuras donde los americanos y rusos se llevan mal pero se necesitan y en cierto modo se admiran.

Henry Cavill y Armie Hammer en Operación U.N.C.L.E.


Hay que resaltar la estética tanto visual como sonora de la cinta. Las escenas múltiples y la música están escogidas al detalle transportando al espectador de la butaca a los años de la guerra fría no tan lejana. Las cuidadas formas y rapidez de Napoleón, la ira y fuerza bruta de Illya y la aparente indiferencia pero sagaz perspicacia de Gabby les unen formando un extraño trío que sin embargo parece que incluso a veces funciona.

Guy Ritchie a través de sus protagonistas, nos invita indirectamente para la siguiente misión en Turquía, así que allí estaremos esperando que se convierta en una saga para poder disfrutar más de sus divertidas y trepidantes aventuras. Está basada en una serie de televisión de los años 60 creada por Sam Rolfe por lo que si funciona bien todo apunta a que volveremos a ver a este equipo funcionando.

Nota: 8


La siguiente de espías muy esperada será Spectre, pero para eso tendremos que hacer tiempo hasta otoño, concretamente el 6 de noviembre. ¡qué ganas!

-Alicia Hernández-

1 comentario:

  1. MI5 me pareció una buena película, esperaba un poco más pero igual estoy conforme. Operación UNCLE te toca jeje

    ResponderEliminar